25 Mar

Aulas y Aprendicez

En agosto comienzan los preparativos para regresar a clases . Los padres estudian las listas de escolares y reniegan ante los precios y la tarea de forrar y personalizar libros y útiles mientras repiten  a sus hijos una y otra vez sentencias y castigos si no aprovechan y aprenden. Después de ver este tipo de escenarios me pregunto qué es lo que esperamos que nuestros hijos aprendan ¿Acaso memorizar es aprender o saber? Hemos olvidado la importancia de la experiencia, de sacar lecciones de vida, no solo de los textos y de las aulas, pues en lo cotidiano en lo simple, también aprendemos.

Regresar a la escuela o comenzar un nuevo dia con saberes y preceptos obsoletos son algunas de las cosas que nos han quitado  la curiosidad, la sed de aprender y comprender de qué se trata esto del saber… un texto de los indios Dakota habla de los motivos por los cuales las personas buscamos aprender y comparto algunas que dicen que:

Hay personas que buscan saber cada vez más para sentir que son más inteligentes  y superiores aunque todavía me pregunto ¿Para qué saber si no sabes cuándo y con quien  compartir ¿En donde está la sabiduría? Hay otras personas que utilizan lo que aprenden o saben para quejarse, lamentarse y limitarse. Buscan información para crear excusas y juicios. No saben que ante una queja, necesitamos siempre una propuesta. Podemos aprender que un problema sin solución puede solamente ser un problema mal planteado…

Hay otros que buscamos saber para encontrar el conocimiento de ese saber, la sabiduría que despierta cuestionarnos sin enjuiciar para encontrar el verdadero conocimiento y comprender que las cosas son y ocurren y que lo único que podemos hacer es decidir la actitud que tendremos ante ellas. Eso es todo…

Este comienzo de clases es una gran oportunidad de enseñara a nuestros jóvenes a cuestionarse, a agradecer, a investigar, a preguntar y a negarse a dejar de querer saber, pero reitero ese saber para crecer, comprender y compartir gustosos con los otros, y no solo saber para que podamos seguir quejándonos, mientras la vida pasa y quejarnos aún de eso.

Como ven,   existe una mayor aportación al saber que  tener las respuestas correctas.

Hasta pronto!

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *